10 consejos prácticos para emprendedores que sienten TEMOR de iniciar

0

Tomar la decisión de empezar un negocio por tu cuenta puede ser aterrador. Incluso si eres un fanático del cambio y de los desafíos, la incertidumbre de una puesta en marcha a menudo puede ser una barrera para perseguir tu sueño o idea. Para ayudarte a superar esas barreras, aquí hay 10 consejos para conquistar tus temores antes de iniciar:

También te puede interesar: 5 formas de hacer que tu lista de TAREAS pendientes sea más EFICIENTE

1. Visualiza tu éxito

Crea una visión de lo que deseas lograr, y escríbelo. Haz preguntas como “¿En qué tipo de espacio de oficina quiero trabajar?” Y “¿Qué tipo de clientes quiero tener?” Si no te imaginas lo que el éxito es para tí, entonces ¿cómo puedes trabajar por el?

2. Entrénate

El conocimiento es poder. Toma clases o asiste a seminarios para aprender habilidades prácticas para comenzar, comercializar y hacer crecer tu negocio. “Hay tantos recursos disponibles para los empresarios que comienzan que puede llegar a ser ser abrumador”, recuerda Adam Scheuer, de WaterTiger. “Hemos utilizado todo, desde cámaras de comercio, BBB, programas de formación, ofertas en línea, libros de texto, medios sociales, mentores y amigos, etc.”

3. Elimina el “no puedo”

Es fácil poner barreras mentales y decirte que no puedes hacer algo. El primer paso para eliminar el no puedo es entender cuándo y por qué lo dices. A continuación, cambia a “¿Cómo puedo?”. No sólo eliminará el pensamiento negativo sino que te dará motivación para resolver el problema.

4. Acepta la confusión

El acercamiento con la idea del negocio pudo haber sido simple, pero el número de diversos roles que vas a tener como dueño de una pequeña empresa puede causar conflicto interno y confusión. Pero todo es parte del proceso de iniciar un negocio. La clave es aceptar la confusión y luego encontrar un amigo, miembro de la familia o un mentor de negocios para que sea tu caja de resonancia y te pueda ayudar a resolver el problema.

También te puede interesar: ¿Quién se ha llevado mi queso? por Spencer Johnson [RESUMEN ANIMADO]

5. Entiende que no hay un tiempo “correcto”

“Mi mayor temor al iniciar mi primer negocio era dejar las comodidades de un trabajo tradicional, y a no tener colegas para ejecutar las cosas en la oficina, ninguna persona de tecnología si mi equipo falla, y un cheque de pago regular no garantizado.” Confiesa Betsy Cooper. “Fue intimidante, pero estimulante al mismo tiempo”. Algunos de los empresarios más exitosos comenzaron sus negocios con poco dinero y a menudo con poca experiencia, pero aun así dieron el salto.

6. Toma decisiones y mantente en ellas

La próxima vez que se te pida que hagas algo y no estés seguro de que quieres hacerlo, dices “Volveré a ti”. Es demasiado fácil decir que sí y luego lamentarlo, perdiendo tu tiempo, dinero y energía. Practicando esta pausa y rechazando trabajos o tareas que no te beneficiarán, expandirás tu sentido de autoestima.

7. Evita sentirte abrumado

Es fácil sentirse abrumado al iniciar un negocio. Hay tantas nuevas tareas que tendrás que aprender y completar, así como tratar de encontrar un equilibrio con tu nuevo trabajo y la vida en el hogar, como Tiffany Gordon-Wilson de My Barefoot Life’s descubrió. “Empecé mi negocio 3 meses antes de que mi segundo hijo naciera y él vino a su primera reunión de negocios conmigo con sólo 2 semanas de edad”, explica.

La próxima vez que te sientas abrumado, anota qué situación, pensamiento o sentimiento te impulsó a sentirte así. Haz esto cada vez que estés abrumado hasta que veas que los patrones empiezan a cambiar, y entonces puedes tomar medidas para evitar sentirlo de nuevo, ya sea creando un nuevo proceso, contratando a un contador o consultor, o buscando ser mejor y más eficiente.

8. Practica la paciencia

La próxima vez que estés en un atasco de tráfico o esperando en una línea, la práctica de la paciencia debe entrar en juego. La emoción de comenzar puede pronto convertirse en frustración cuando las cosas no parecen estar progresando tan rápido como esperabas. Mediante la práctica de la paciencia con tareas no relacionadas con el negocio vas a ser más paciente contigo mismo y con tus procesos de iniciativa empresarial.

También te puede interesar: 6 pasos fundamentales para INICIAR tu propio negocio

9. Pide ayuda

Cuando estés más desafiado y menos productivo pide ayuda, extiende la mano y pregunta. “Utiliza tus recursos locales”, lo que ve Michelle Moore de What I See Photography’s, “Ellos están ahí para ayudar”.

10. Confía en tus instintos

No todo el mundo te conoce tan bien como tú. El espíritu empresarial puede ser demasiado aterrador para muchos. La gente puede decirte que estás loco por renunciar a un buen trabajo, pero confía en lo que sabes y toma acción. Cuanto más actúas sobre tus instintos, más podrás confiar en ellos. Como Malcolm Gladwell explica en su libro Blink “Puede haber tanto valor en un abrir y cerrar de ojos como en meses de análisis racional”.

Vía | Small Business BC

Opinar