13 Consejos de los Billonarios sobre el pensamiento positivo y porqué importa tanto

1

En la cultura popular la gente sabe que es lo que significa “pensar positivo”. Todos sabemos que las autoafirmaciones positivas, por simples y cándidas que parezcan tales como un “Te amo” frente al espejo y mantener la frente en alto tienen una gran importancia.

También te puede interesar: Cómo Steve Jobs engañó a todo el mundo en el lanzamiento del iPhone

Pero ¿Por qué?

Bueno, fácilmente se puede decir que si uno piensa positivo, entonces no está pensando negativo, y que por lo tanto uno no se convierte en una persona amargada o deprimida. Esa es una buena razón en sí misma. Después de todo, ¿quién más, excepto un poeta o un músico que encuentra su inspiración en la tristeza, quisiera estar melancólico y deprimido?

Pero la investigación nos muestra que existen muy reales y medibles beneficios de cultivar conscientemente y mantener una optimista y positiva visión de la vida.

La Clínica Mayo ha probado de manera concluyente que los optimistas tienen niveles de enfermedad muchos más bajos, así como una expectativa de vida más alta. Aún más, ellos encontraron que los pesimistas deterioran su salud más rápidamente a medida que envejecen.

Investigadores de la Universidad de Yale descubrieron que el pesimismo está relacionado con un sistema inmune disminuido y más propenso a los tumores e infecciones.

El Doctor Martin Seligman, fundador de Positive Psychology, ha hecho un trabajo remarcable que muestra que la gente optimista y positiva tiene redes sociales más amplias, son comunicadores más efectivos y son más resistentes, viendo los fallos como experiencias de aprendizaje en lugar de confirmaciones de su ineptitud, y por lo tanto ellos creen que pueden hacer las cosas mejor en el futuro.

Aún más, en un amplio estudio de vendedores de seguros, él encontró que los optimistas vendían un 37% más de pólizas que los pesimistas, quienes tenían un doble de probabilidades de abandonar su carrera durante los primeros doce meses de empleo.

El Doctor Seligman da guías sobre cómo cultivar el optimismo para estas personas que han desarrollado hábitos de pensamiento negativo en su libro: Optimismo Aprendido.

Pero tú no necesitas mirar solamente a la investigación para tener una perspectiva optimista en la vida y un pensamiento que desarrolle el éxito. Cuando tú miras a las vidas de los billonarios innovadores, ves un tipo de pensamiento positivo que mantiene las mentes de las personas altamente exitosas enfocadas en lo que es posible en lugar de aquello que los bloquea; o en alternativas en lugar muros; en soluciones creativas en lugar de culpa.

1. Imagina que te encuentras en el umbral del éxito

Andrew Carnegie, aunque frecuentemente visto como una persona dura y de temperamento fuerte, era de hecho un verdadero estallido de optimismo veraniego.

“Piensa en ti mismo como si estuvieras en el umbral de un éxito sin precedentes. Una completa, clara y gloriosa vida yace enfrente de ti. Logra! Logra!”

Carnegie, quien contrató a Napoleon Hill para recolectar información sobre la sabiduría de los ricos y poderosos en un proyecto que produjo el libro: Piense y Hágase Rico, afianzó su optimismo absolutamente en su propia responsabilidad y sus recursos internos.

“Un inmenso poder es adquirido por afirmarte en la secreta ensoñación de que has nacido para controlar tu realidad”.

El optimismo te da un combustible interno súper exitoso para poder pasar a través de las situaciones a la baja y que otros podrían llamar fracaso.

2. Mantente moviéndote hacia adelante

Mark Zuckerberg verdaderamente definió nuestra cultura de innovación tecnológica de paso rápido con su más famosa frase:

También te puede interesar: 5 datos INUSUALES y poco comunes sobre las prácticas de gestión de Google

“Muévete rápido y rompe objetos. Si no estás rompiendo cosas, no te estás moviendo lo suficientemente rápido.”

3. Piensa como una reina

O en palabras de Oprah Winfrey

“Piensa como una reina. Una reina no tiene miedo al fracaso. El fracaso es otro paso hacia la grandeza”.

4. El fracaso no es el final, es el comienzo

El fracaso entre los millonarios es entendido como parte del torbellino creativo que es la vida misma de los negocios. El éxito no es el punto final, es simplemente como una espiral continua.

“El fracaso es solo un punto de descanso. Es una oportunidad para empezar de nuevo y de manera más inteligente”. Henry Ford

“Yo no he fallado. Solo he encontrado 10.000 maneras que no funcionan”. Thomas Edison

5. Oportunidades abundantes están alrededor tuyo

Sheldon Adelson, el vendedor de kits para tazas de baño que convirtió en la mente maestra multimillonaria de Las Vegas Sands Corporation expresa que el pensamiento positivo de que el fracaso no solo es necesario, sino que es una oportunidad ilimitada.

“Para mí, los oportunidades son como buses. Tú puedes pararte en la esquina y si no te gusta el primer bus que viene, puedes esperar el siguiente. ¿No te gusta ese otro? Estos no dejarán de pasar. No hay final para los buses de los negocios”.

6. Encuentra el coraje para continuar

El optimismo podría ser algo fácil para algunos. Para otros es un resultado cultivado de otra cualidad, la cual Winston Churchill identificó como coraje:

“El éxito no es el final. El fracaso no es fatal. Es el coraje de continuar es lo que cuenta”.

7. Asume tus propios errores

El optimismo y el pensamiento positivo alimentan nuestro coraje. El coraje no tiene porqué ser algo heroico. En lugar de eso podría ser simplemente un resultado adicional de pensar con cabeza fría y tu pensamiento positivo añadido.

Cuando Howard Schultz descubrió que una de sus más costosas innovaciones había fracasado totalmente y le había costado a su empresa cerca de 100 millones de dólares, él fue a su sala de trabajo, miró a su equipo y dijo: “Error táctico, vamos al que sigue”. Sin retorcer sus manos, sin sentir lástima por sí mismo, su ética entera queda resumida en el título de su memoria: “Adelante”.

8. Y continúa moviéndote

Del mismo modo, Steve Jobs dice:

“Algunas veces cuando tú innovas, tú cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y continuar mejorando tus otras innovaciones”.

Jobs elaboró esta creencia y no solo la aplicaba a sus negocios sino a su vida personal también:

“Si quieres vivir la vida de una manera creativa, no tienes que mirar mucho hacia atrás. Tienes que estar dispuesto a tomar lo que has hecho y lo que eras y echarlo a un lado”.

También te puede interesar: 11 maneras de fomentar y potenciar tu DISCIPLINA

Un optimista está abierto a la aventura del auto crecimiento y no se apega al pasado o a una mala situación presente como podrían hacer los pesimistas, creyendo únicamente que las cosas se pueden volver peor.

9. Confía en tu trabajo

El optimismo es como la fe. No simplemente en ti mismo sino en algo más grande que tú. Steve Jobs, quien también fue una persona muy mística, lo puso de esta manera:

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante, solo puede conectarlos mirando hacia atrás. Por lo tanto tienes que confiar que los puntos se conectarán de alguna manera en el futuro. Tienes que confiar en algo- tu fuero interno, tu destino, tu vida, tu karma, lo que sea. Este acercamiento nunca me ha dejado caerme, y ha hecho toda la diferencia en mi vida”.

10. Busca la ayuda de otros

Los Billonarios creen optimistamente en un mejor mundo, y ven sus esfuerzos como algo que contribuye a ese propósito. Como Peter Diamantis anotó:

“La mejor manera de convertirse en millonario es ayudar a un billón de personas”.

Sergei Brin, cofundador de Google, cuando fue preguntado por lo que realmente lo impulsaba y que llevaba a su compañía a sus altísimos niveles de crecimiento, contestó:

“Me gustaría que todos fueran capaces de lograr sus sueños, y eso es lo que mi organización hace”.

11. Cuando dudes no seas malo

De hecho el muy conocido eslogan de Google: “No seas malo”. Surgió nada menos que de un intento profundamente positivo:

“Hemos tratado de definir precisamente lo que significa ser una fuerza para el bien, siempre hacemos lo que es correcto, ético. Finalmente: “No seas malo” parece la forma más fácil de resumirlo”.

12. Ten altas expectativas sobre ti mismo

Los billonarios buscan frecuentemente crear algo grande. Algunos son impulsados por el deseo de tener un gran impacto. Otros solo esperan la grandeza ante ellos. Tal y como Sam Walton dijo:

“Las expectativas altas son clave para todo”.

13. Sé implacable

Sin embargo, todo lo anterior no significa que los billonarios se lanzan a sus planes con los ojos endulzados por un optimismo inocente. Kazuo Inamori, un emprendedor japonés, fundador de dos compañías multimillonarias señala que mientras estás creando un nuevo producto o estrategia debes comenzar de manera optimista.

Sin embargo, una vez el proceso de planeación empieza, él dice que debes “convertirte en un pesimista” en orden de encontrar los puntos que suponen un obstáculo en el camino. Solo entonces, él dice, puedes regresar al optimismo que debe caracterizar la fase de ejecución.

Al final los billonarios nos enseñan que el optimismo no es un regalo, es una estrategia.

Fuente: 13 Top Billionaires’ Tips on Positive Thinking—and Why It Matters (LifeHack)

1 comentario

Opinar