3 secretos para impulsar la PRODUCTIVIDAD de tu negocio

0

La productividad interna se ha convertido en una gran ventaja en el panorama empresarial actual. Un estudio reciente del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos descubrió que las tasas de productividad están disminuyendo lentamente. Esto plantea un gran desafío para el crecimiento comercial a largo plazo.

También te puede interesar: 5 formas de hacer que tu lista de TAREAS pendientes sea más EFICIENTE

La mayoría de los empresarios tienen su propia metodología personal para llevar a cabo el día a día. Esto puede hacer que pasar por alto la noción de tener procesos internos bien definidos. Sin embargo, las primeras etapas del negocio son un momento crítico en el que se necesitan instituir flujos de trabajo efectivos.

Estrategias para la productividad empresarial a largo plazo

Cada negocio tendrá su parte justa de dolores de crecimiento. Navegar por un crecimiento rápido sin un sistema confiable establecido es la receta para el desastre. Para garantizar que tu empresa se base en una sólida base de productividad desde el primer día, aquí te presentamos algunas de las mejores prácticas valiosas combinadas con conjuntos de herramientas adecuados.

1. Mantén el cuadro completo

Este es uno de los conceptos más fundamentales de la gestión de una cultura de trabajo productivo. Las operaciones comerciales se componen de todo tipo de pequeñas tareas que trabajan para alcanzar objetivos mayores. Definir claramente esos objetivos más grandes es lo que da significado a las tareas más pequeñas. Los humanos no somos robots sin sentido. Si los empleados cuestionan por qué están dedicando su tiempo y esfuerzo a ciertas tareas, la motivación inevitablemente se deteriorará.

Imagina que estás construyendo una casa. No hay dibujos, planos ni nada que te diga cómo se verá la casa una vez que esté completa. Seguro, estás instalando vigas de soporte para sostener algo, pero no tienes idea de por qué estás colocando un ladrillo en particular en un lugar determinado. En el proceso, estás desperdiciando una gran cantidad de tiempo preguntando el “por qué”.

Este concepto se puede traducir a casi todas las operaciones comerciales. La clave es mantener a las personas en el ciclo a lo largo de los proyectos con un resultado final específico.

Para este propósito, la implementación de un sistema de gestión de proyectos a prueba de balas es algo que los dueños de negocio deben hacer tan pronto como inician operaciones. Workzone es una herramienta increíblemente útil construida para acomodar pequeños equipos en la etapa de inicio hasta que sean empresas gigantes. La interfaz está diseñada para brindar visibilidad completa a todos los miembros del equipo sobre proyectos con gráficos de Gantt para complementar.

No se puede subestimar el poder de delegar adecuadamente las tareas con expectativas generadas por los resultados. Simplemente explicar estas expectativas una vez en una reunión no lo recorta. Los empleados deben tener transparencia en el transcurso de un proyecto para garantizar que las metas se cumplan de manera coherente. Implementar una herramienta para esto, sin duda, será la mejor inversión a largo plazo que harás como propietario de un negocio.

2. Haz que la comunicación interna sea instantánea

La efectividad de la productividad empresarial se remonta a la comunicación.

También te puede interesar: 3 formas en las que la PASIÓN PRODUCTIVA puede ayudarte a lograr tus metas

Hace unos 20 años, el correo electrónico se convirtió en el estándar de oro para la comunicación profesional. Aunque todavía se usa hoy en día, no es la mejor solución para conversar entre compañeros de trabajo. Un estudio realizado por CareerBuilder descubrió que el 26 por ciento de los empleados cree que el correo electrónico es un gran asesino de la productividad.

Esto se debe a una serie de razones. Por un lado, las personas se inundan con cientos de correos electrónicos todos los días. En muchos casos, las consultas entre los empleados requieren una respuesta rápida y deben llevarse a cabo con la más alta prioridad. A medida que se llenan las bandejas de entrada, resulta cada vez más difícil priorizar los mensajes a medida que entran. Cuando este es el caso, es mucho más fácil que los detalles más finos de los proyectos se pierdan en el orden aleatorio o se olviden. Cuando hay niveles de desconexión como esta, la productividad ciertamente disminuirá. Esto solo empeorará a medida que crezca el negocio.

Por esta razón, los propietarios deben dar a la comunicación interna su propia plataforma. En otras palabras, el correo electrónico debe usarse principalmente para la comunicación externa, mientras que una solución más instantánea se designa únicamente para el discurso interno.

Muchas empresas están optando por soluciones como Officechat. Esta plataforma de mensajería instantánea es compatible con computadoras de escritorio y dispositivos móviles, por lo que los empleados pueden intercambiar fácilmente mensajes, documentos, videos y más. Los usuarios pueden organizar mensajes grupales con confirmación de entrega para garantizar que no se pierdan mensajes.

Toda la comunicación se guarda en el banco ilimitado de la historia del chat, por lo que hay una pista en papel de todas las conversaciones.

La mala comunicación matará la productividad interna más rápido que cualquier otra cosa. Este componente fundamental debe incluirse en los modelos de negocio antes de que comiencen las operaciones. Una comunicación eficiente entre los empleados es vital para la productividad continua.

3. Abrazar el cambio

El cambio continuo es uno de los únicos aspectos del negocio que se mantendrá constante. Mejorar la productividad debe ser abordado con la mentalidad de que es un progreso permanente.

El mercado está cambiando constantemente: la nueva tecnología se presenta cada día y la competencia está evolucionando. Como resultado, los procesos de negocio deben perfeccionarse en consecuencia.

Además de analizar la industria y el status quo del panorama empresarial, una de las mejores fuentes para mejorar la productividad es el personal. Quizás el mayor pecado que un empresario puede cometer es mantener la mentalidad de que él o ella lo sabe todo. En el lugar de trabajo moderno, lo que se dice de este estilo de gestión de arriba hacia abajo se está desvaneciendo en el espejo retrovisor. Se está volviendo muy claro que la comunicación honesta y bidireccional es la mejor manera de mejorar la productividad en el lugar de trabajo. Después de todo, ¿quién sabe cómo mejorar los flujos de trabajo mejor que las personas que están realmente involucradas en ellos?

También te puede interesar: 8 consejos para INICIAR un negocio con poco o nada de DINERO

Escuchar de manera crítica a los empleados y permitirles opinar sobre cómo avanza una empresa no solo agiliza la productividad. Conduce a una mejor satisfacción de los empleados en todos los ámbitos.

A veces puede ser difícil para los propietarios ponerse en los zapatos de los empleados. Afortunadamente, herramientas como Culture Amp hacen que este proceso sea simple. Este programa permite a los propietarios y gerentes crear encuestas personalizadas que capturan la perspectiva de los empleados con una respuesta honesta.

Comprender el día a día del viaje es fundamental para adaptarse al cambio. Esta información es crucial para identificar barricadas de productividad, así como para encontrar las mejores soluciones con comunicación abierta.

En definitiva, tus miembros de equipo definen la productividad de tu empresa. Por lo tanto, deberían tener voz en cómo se desarrollan los procesos.

Conclusión

La mejora de la productividad empresarial es un proceso que nunca cesa. Como propietario de un negocio, siempre sentirás presión para asegurarte de que tu equipo esté equipado con los medios necesarios para lograr su mejor desempeño e impulsar el crecimiento a largo plazo. Si bien todas las empresas tienen un conjunto diferente de requisitos, estos tres consejos son más o menos universales.

Vía | Small Business Trends

Opinar