5 errores frecuentes que puedes cometer al invertir en BIENES RAICES

0

Invertir en bienes raíces como un negocio puede ser una gran manera de ganar dinero. Los arrendatarios, ya sean comerciales o residenciales, contribuirán al flujo de caja y ganancias operacionales cada mes, ¿no? La propiedad se valorizará para una eventual venta, y podrás obtener deducciones de impuestos conectados a la propiedad de bienes raíces.

También te puede interesar: 9 diferencias entre ser un LÍDER y un GERENTE

Sí, todas estas cosas pueden suceder, pero la inversión inmobiliaria puede ser complicada e impredecible. Nunca es más complejo e inesperado que cuando los compradores son nuevos en el negocio de inversión inmobiliaria. Los errores para los incautos abundan.

Errores comunes en la inversión inmobiliaria

Aquí están cinco de los mayores errores que los inversionistas de bienes raíces pueden cometer, y cómo evitarlos.

1. No investigaste lo suficiente

Nunca compres simplemente una propiedad que parece una buena oferta, o que te dicen que sólo estará disponible por un corto tiempo. Es necesario investigar, asegurarse de que está en buenas condiciones y está a un precio justo y acorde a la zona.

También necesitas aprender cuál es tu base del clientes. ¿Quiénes son tus inquilinos potenciales? ¿Hay suficiente para asegurarse de que tu propiedad será totalmente alquilada? Si son comerciales, ¿podrán obtener ganancias y pagar el alquiler los arrendatarios? Si son residenciales, ¿el mercado es lo suficientemente grande como para asegurar que tu propiedad tendrá interesados en rentar?

Para evitar esto, asegúrate de saber todo lo que hay que saber acerca de una propiedad. Familiarízate con el mercado y los posibles inquilinos.

2. No planificaste lo suficiente

Cada inversión en bienes raíces comerciales necesita un plan para obtener ganancias. Necesitas tener un plan específico de cómo tu flujo de caja se moverá cada mes. Asegúrate de evaluar las condiciones del mercado y la fuerza de la economía en tu área. ¿Tus inquilinos serán establecimientos minoristas que requieren tráfico peatonal? Si es así, necesitas cerciorarte de que tu propiedad cuente con flujo constante de personas. ¿Necesitas una campaña publicitaria para que la gente sepa de ella? Si es una propiedad residencial, ¿cómo garantizarás el alquiler cada mes?

También te puede interesar: 5 aspectos financieros y legales que debes considerar al abrir una pizzería

Necesitas usar los números sobre cuánto flujo de efectivo es razonable esperar. Debes ser siempre conservador en tus estimaciones. Es aconsejable planificar algunas vacantes. Elaborar un plan de gastos y mantenimiento también. Los bienes raíces requieren de cierto mantenimiento, por lo que es importante proyectar los gastos. Compara estas cifras con tu flujo de efectivo para asegurarte de que será rentable.

Para evitar este error, asegúrate de planificar tanto los ingresos como los gastos. Una vez más, se muy conservador en tus proyecciones. Algunas personas creen que las estimaciones de gastos se deben duplicar tanto en costo como en tiempo para estar en el lado seguro. Las reparaciones y el mantenimiento frecuentemente llevan más efectivo y tiempo del que los propietarios estiman.

3. Pagar más de lo que la propiedad vale

Este puede ser el error más doloroso de todos. Si pagas más de lo que vale la inversión, pierdes dinero desde el principio. Eso, a su vez, puede hacer que las posibilidades de expansión o de mantener la propiedad sean más difíciles. Asegúrate de explorar qué propiedades similares en el mismo vecindario están a la venta. No te limites a ver una o dos. Obtén una idea de los precios en tu ciudad y región en general.

Mira los pronósticos económicos para las empresas en tu área también. La fuerza de los puestos de trabajo, la dirección de las tasas de interés y la inflación son importantes para los propietarios, porque son importantes para los inquilinos potenciales. Los inquilinos, tanto comerciales como residenciales, hacen planes basados ​​en su propia situación financiera. Si el edificio está ocupado por varias startups, el precio de los alquileres puede aumentar. Si el edificio tiene muchas oficinas vacías, esto puede afectar lo que la propiedad en general vale.

La clave para evitar esto es explorar los precios y familiarizarse con tus precios locales. Además de ser un inversionista paciente. No dejes que nadie te convenza de firmar un acuerdo que es demasiado inconveniente.

4. Suponer que el precio subirá

Muchos nuevos inversores de bienes raíces comerciales compran únicamente para buscar la valorización de la propiedad. Es una muy mala idea. Mientras que la apreciación de bienes raíces puede ser muy efectiva, nunca puedes asegurarte de eso. Los precios de la propiedad fluctúan. Todas pueden bajar y subir. También pueden permanecer estancadas durante varios años.

Al considerar una compra de bienes raíces, siempre debes tener un plan de rentabilidad continua. Eso es lo que te llevará a través del corto y largo plazo. Si el aprecio sube, lo lograste.

Para evitar sorpresas desagradables sobre la depreciación de precios, ten en cuenta la naturaleza de los precios de los bienes raíces. No esperes que 10 años de aumento constante de precios de bienes raíces signifique que el precio nunca se reducirá.

También te puede interesar: 9 pasos para abrir tu propia oficina de BIENES RAICES

5. No administrar la propiedad de manera efectiva

Muchos inversores novatos pueden subestimar el tiempo y la complejidad de la gestión de una propiedad. Podrías planear manejar la propiedad tu mismo, como parte de administrar tu inversión. Si puedes hacer eso, todo irá muy bien.

Sin embargo, muchas personas encuentran que la gestión de la propiedad es un trabajo mucho más grande de lo que presupuestaron. Los inquilinos y edificios pueden tener problemas 24/7. Las tuberías de agua estallaron. Las termitas se comen madera. Los incendios pueden ocurrir. Los robos suceden. Los inspectores necesitan hacer su trabajo. Los reglamentos y los códigos deben ser seguidos. Se necesita conversar con los inquilinos. Las propiedades deben mantenerse.

El resultado final es que podría ser en última instancia más barato y más fácil contratar a un administrador de la propiedad, que hacerlo tu mismo.

Para evitar descubrir que necesitas mucho más tiempo y experiencia para administrar la propiedad, ten una conversación con los actuales propietarios o dueños de propiedades similares. Averigua su estimación para tareas de administración de propiedades y solicita su consejo.

Las inversiones inmobiliarias pueden ser una gran manera de potenciar tu capital, pero ten cuidado de cometer estos cinco errores. La atención a evitarlos hará de tu inversión algo lucrativo y libre de dolores de cabeza.

Vía | Small Business Trends

Opinar