5 Pasos para fomentar efectivamente tu creatividad

0

Cada uno de nosotros tiene un “núcleo creativo” en nuestro cuerpo, incluso aquellos que insisten en que no. El único problema es que raramente encontramos tiempo para conectarnos con nuestra creatividad. Incluso cuando finalmente tomamos la decisión de sacar tiempo para hacer algo creativo, es difícil determinar por dónde empezar. Hay tantas posibilidades, demasiados tipos de estas en cualquier comunidad. ¿Por cuál empezamos?

Si lo que buscas es inspiración, aquí tenemos 5 pasos para volvernos creativos de nuevo.

1. Se consciente de lo que pasa por tu mente

Haz el ejercicio de invertir 5 minutos cada día para escribir todo lo que pase por tu mente. Suena fácil, pero una vez que empieces te darás cuenta que el flujo de tus pensamientos no es singular. Puede que haya 5 flujos de pensamientos que atraviesen tu mente al mismo tiempo. Te corresponde a ti enfocarte en uno de ellos, o ir de vuelta entre ellos.

No vaciles en escribir sentencias “vacías” o “sin sentido” tales como “mi bolígrafo es naranja, no puedo esperar para salir a comer a pizza y no tengo ni idea de porque estoy escribiendo esto”. Esto es totalmente aceptable. No estás tratando de escribir para el New York Times. Esto es solo un ejercicio que te ayudará a sintonizarte con los pensamientos que estás teniendo de fondo.

2. Haz una lista de las ideas más prominentes que vinieron a tu mente mientras estabas escribiendo

Puede ser vergonzante releer todas las cosas que apilaste en el papel o pantalla del celular o Tablet durante la semana pasada, pero recuerda que esto es para ti UNICAMENTE. Nadie más la verá, excepto tú, y justo ahora tu trabajo será encontrar patrones, o la carencia de ellos, mientras estabas escribiendo. ¿Cuáles fueron las ideas más frecuentes que vinieron a tu mente mientras estabas escribiendo? Si nada vino a la mente más de una vez, toma nota de eso también. Entonces crea un archivo de ideas que encontraste divertidas, interesantes o simplemente extrañas. En otras palabras observa lo que salió a la superficie más de una vez mientras escribías.

Por ejemplo, cuando yo estaba trabajando en este ejercicio, noté que escribí sobre mis emociones, mis recuerdos de amigos y familia. También noté tópicos relacionados con deportes, pintura y fotografía que salieron sobre el papel más de una vez.

3. Escoge 3 temas interesantes de la lista y a las que les dedicaste al menos 15 minutos durante la última semana

Esto es simplemente para asegurarte de que realmente disfrutas de la actividad sobre la que has estado escribiendo. Por ejemplo, una vez una amiga mía pensó que su nueva vocación era caminar sobre la cuerda floja. Después de que la convencí de ir al parque local a practicar por solo 15 minutos junto a la gente que frecuentemente camina sobre la cuerda, ella se dio cuenta de que no era tan fácil como se imaginaba, debido a que encontró que la actividad era un poco repetitiva. Por supuesto no era una opinión objetiva, era SU opinión.- Y eso es todo lo que importa para el proyecto de recobrar la creatividad. Reconocer tus gustos, fuerzas y debilidades es la clave aquí.

4. Toma una clase o pasa una tarde trabajando en una actividad o mini-proyecto de tu elección

Mucha gente piensa que tan pronto como ellos han descubierto que tienen un talento en algo- digamos un arte- ellos necesitan gastar una fortuna y una tonelada de tiempo para poder practicarlo. Tomar una clase o hacer simplemente un mini-proyecto que dure unas cuantas horas es tiempo suficiente para iniciarse.

5. Establece un objetivo medible, prepárate para exhibir tus ideas, motivar e inspirar a otros

Programar franjas de tiempo para el trabajo creativo no funciona simplemente porque el tiempo laboral siempre tiende a interferir con nuestro tiempo creativo. En lugar de eso, escoge un claro objetivo en el cual quieras trabajar. ¿Está la biblioteca local exhibiendo una muestra de arte? ¿Hay grupos de escritores en tu zona que sostengan tertulias? ¿Hay una colecta que se esté llevando a cabo en tu vecindario? Los eventos pequeños son ideales para mostrar una habilidad que hayas adquirido, al mismo tiempo que das a conocer las ideas en las que has estado pensando y para motivar a otros a hacer lo mismo.

Tu primer discurso en un brindis podría conmover a los demás hasta las lágrimas. Trabajando en un claro y medible objetivo, te hará las cosas más fáciles que tratar de que las cosas te salgan de manera ‘perfecta’. Tienes la vida entera para perfeccionar tus habilidades. Exhibir tu progreso no solo te servirá como una motivación para ti mismo, sino que también inspirará a otros.

*Este artículo fue escrito por Mariya Boyko para LifeHack

Opinar