7 Lecciones de negocios que debes haber aprendido al llegar a los 30

0

Empezar un negocio, o incluso empezar la carrera como un profesional, puede ser intimidante cuando se es joven. Tú podrías tener conocimientos de negocios gracias a la escuela, los libros o consejos prácticos de diversas fuentes en internet, pero hay una gran diferencia entre entender los principios fundamentales de los negocios de manera intelectual y entre ganar la sabiduría por medio de la experiencia práctica.

También te puede interesar: 3 ERRORES que debes evitar al EMPRENDER un nuevo negocio

Al final de tu carrera, tú habrás acumulado una gran riqueza de conocimiento y cientos de lecciones, pero existen algunas lecciones que deberías haber aprendido idealmente antes de que alcances los 30 años.

Estas lecciones son unas de las más importantes que puedes aprender mientras eres todavía suficientemente joven para hacer uso de ellas.

1. La gente correcta vale oro

Es casi imposible construir un negocio exitoso por uno mismo. Incluso si eres un emprendedor independiente, habrá mentores, socios, vendedores y pares al lado del camino ayudándote a lograr tu visión de largo plazo. De manera que reconocer cuan valiosos son los demás te ayudará a abrirte a más oportunidades, te ayudará a mantener el ojo abierto para encontrar nuevos contacto sin importar donde estés y hará que puedas discernir mejor tus decisiones como contratar al largo plazo.

Aprender esta lección tempranamente te ayudará a evitar desperdiciar el tiempo en la gente errónea y te dará más tiempo para trabajar con la mejor gente que puedas encontrar.

2. Tú cometerás errores y no hay nada malo en ello

No importa cuánto sepas o cuánto te prepares, el fracaso será inevitable para ti. Tú negocio podría ser exitoso en términos generales, pero existirán estrategias individuales y campañas que fallarán, e ideas que se apagarán completamente. Enfrenta el fracaso dándote cuenta de que, en algunos contextos es inevitable, lo cual hará más fácil aceptarlo.

También te puede interesar: 6 consejos de Bill Gates para los emprendedores

Tú puedes ver el fracaso como una oportunidad para mejorar, en lugar de un punto final que te señale que deberías renunciar.

3. El Tiempo es tu recurso más valioso

El dicho de “El tiempo es dinero” es una metáfora adecuada para describir el poder que el tiempo puede tener cuando es presupuestado y se usa como recurso. Esto funciona en diferentes dimensiones. Por ejemplo, tan pronto cuando empieces algo, más tiempo tendrás para beneficiarte por el trabajo realizado.

Adicionalmente, tú tienes un día con horas limitadas y la manera en la que gastes el tiempo tendrá un impacto directo en el valor que eres capaz de producir. Entre más pronto aprendas esta lección, más tiempo ahorrarás.

4. La comunicación puede prevenir o arreglar casi cualquier problema

El poder de la comunicación no puede ser subestimado. Comunicar de manera proactiva puede prevenir el desarrollo de casi cualquier problema- explicando las cosas claramente, estableciendo las expectativas correctas y mitigando los malentendidos. Comunicarse bien puede también ayudarte a resolver cualquier problema, si se está haciendo una defensa de algo, tratando de resolver algo en conjunto con tus socios o explicando las circunstancias.

5. La perfección es el enemigo del progreso

Debido al ambiente de crecimiento rápido de los negocios en el que vivimos, esperar a moverse adelante con una iniciativa porque no es lo suficientemente perfecta puede significar el fracaso de la misma. Los negocios ágiles y flexibles que demuestran un entendimiento de que las cosas pueden ser evaluadas y optimizadas mientras están en su fase de ejecución y produciendo un retorno, son los que pueden llegar más fácilmente al éxito.

Tú nunca vas a conseguir que las cosas sean perfectas en el primer intento. Pero permanece seguro de balancear tus iniciativas con agilidad y velocidad.

También te puede interesar: Siete Errores Que Debe Evitar en su Pequeña Empresa

6. Todas las ideas deben ser basadas en su practicidad

No importa cuán buena o atractiva pueda ser tu idea, solo es valiosa si es práctica. Por ejemplo si tú tienes una visión para un vídeo impresionante, pero no tienes los recursos para producirlo en una manera eficiente, tendrás que dejar ir la idea.

Lo mismo puede decirse para cualquier idea de negocio: Tú podrías tener un concepto totalmente revolucionario para un nuevo emprendimiento, pero si no hay manera de hacerlo factible y rentable, no podrás moverte de ninguna manera para llevar a cabo su ejecución. Algunas veces las mejores ideas tienen que ser pospuestas, debido a su falta de practicidad.

7. Siempre existe algo más que puedes hacer para mantenerte aprendiendo

No importa qué tanto sepas, o cuánto piensas que sabes, siempre hay nueva información para aprender. Siempre existirá espacio para que te conviertas en un mejor líder o en un mejor emprendedor, y siempre existirán nuevas habilidades que adquirir. Manteniendo un curso de constante mejoramiento te mantendrá dando lo mejor de ti en tu trabajo y negocios.

Entre más temprano aprendas estas lecciones de negocios, más tiempo tendrás para usarlas en un ambiente práctico y menos repercusiones negativas tendrás por no aplicarlas. Nunca serás perfecto, así que no te preocupes si cometes errores o si olvidas cosas que podrían haberte beneficiado.

Fuente: The 7 Business Lessons You Should Learn by 30 (Entrepreneur)

Opinar