5 Cosas que los MILLONARIOS no te dirán sobre el dinero

0

Cuando se trata de tener dinero suficiente para financiar completamente la jubilación, el 67 por ciento de los empleados estadounidenses consideran que ellos están en desventaja frente al resto de la sociedad. Si usted comparte estas preocupaciones, tiene las siguientes opciones:

  • Renunciar a la idea de una jubilación.
  • Comprar billetes de lotería.
  • Seguir igual y esperar lo mejor.
  • Decidir cambiar.

.
Si usted está listo para crear una nueva realidad financiera, pero está inseguro sobre cómo hacer que esto suceda, aún no es tarde para empezar a hacerlo. Trabajando con mis clientes y estudiantes – muchos de los cuales trabajan duro y ganan mucho dinero, pero que tienen hábitos financieros que no están en sintonía con sus objetivos- he encontrado que el mejor lugar para comenzar es asistir a las conversaciones que uno tiene acerca del dinero, especialmente si esa conversación es la que se tiene con uno mismo.

Aquí hay un ejercicio fácil que le revelará información valiosa y que le permitirá hacer grandes saltos hacia una relación más saludable con su dinero.

Durante los próximos siete días presté atención a lo que usted dice – y a lo que se dice a usted mismo, acerca de cualquier cosa que tenga que ver con el dinero. Examine su creencia central y la cual es la fuente de sus pensamientos acerca del dinero. Una vez la identifique, reestructure su creencia y comience a pensar en un modo que lo haga sentir más seguro de sí mismo y de su situación financiera.

Preste especial atención en cualquier momento que usted se escuche a usted mismo pensando o diciendo las siguientes cinco cosas. Entonces, pregúntese, “¿Cuál es la creencia central detrás de estas palabras?”

1. “No puedo permitirme eso”

Lo que usted probablemente crea: “El dinero es más poderoso que yo”. Esta es una creencia que le quita poder a usted, típicamente usada como una excusa para por el hecho de no tener ni hacer lo que es importante para usted.

Cambie el pensamiento: “Me pregunto cómo puedo resolver eso”. O incluso con más fuerza: “Resolveré esto y luego estaré de vuelta para mis demás asuntos”. Si realmente no vas a comprar determinada cosa, simplemente reconozca el hecho: “No está en línea con mi plan de gastos”.

2. “No se trata del dinero”

Lo que usted probablemente crea: “Hay algo malo en ser entusiasta con el dinero, hay algo malo en querer ganar más”. Diciendo esto se crea un conflicto interno, ya que una parte de nosotros quiere crecer financieramente, mientras la otra parte dice que está mal enfocarse en el dinero. Generalmente la gente que dice “No se trata del dinero” está haciendo muy poco dinero o está cobrando muy poco por sus servicios.

Cambie el pensamiento: “Un ingreso alto puede proveer impresionantes cosas para mí, mi familia, mis amigos y mi comunidad, y esto causa que me importe más el dinero. Ganar más dinero puede ser una poderosa manera para sostenerme a mí mismo y a mis seres queridos y puede hacer una diferencia en el mundo”.

3. “Alguien más debería manejar esto por mí”

Lo que usted probablemente crea: Usted probablemente esté esperando que sus padres se encarguen de pagar el colegio de los niños, o podría estar pensando en delegar sus responsabilidades financieras en su pareja. De cualquier manera usted se ha desligado de asumir el reto de ser el responsable de su éxito financiero y ha dejado esto en manos de alguien más.

Cambie el pensamiento: Nadie es más cualificado y a nadie le importa más su futuro financiero que a usted. Usted puede encontrar los recursos necesarios para ayudarse en esa tarea.

4. “No soy bueno con el dinero”

Lo que usted probablemente crea: “He tenido mala experiencia en lo que se refiere al manejo del dinero y hay poca evidencia que demuestre que pueda sobresalir en ello”.

Cambie el pensamiento: Piense en las veces en las que fue capaz de adquirir una nueva habilidad- Quizás usted aprendió a interpretar un instrumento musical, o tomó un nuevo pasatiempo. Sí, no fue fácil, pero la recompensa fue suficiente para encaminarse hacia adelante. Dígase a usted mismo: “Estoy creando un nuevo, brillante y mejor futuro, que será tan bueno que hará ver como insignificantes las dificultades que hoy tengo al aprender cómo manejar mis finanzas”.

5.”Algún día aprenderé a manejar mejor mi dinero”

Lo que usted probablemente crea: Usted piensa que es incapaz de tomar el control de sus finanzas. Este diálogo interno puede ser particularmente debilitante porque pospone los pasos necesarios para cambiar. “Algún día”- un futuro indefinido – funciona como un horizonte que nunca se alcanza.

Cambie el pensamiento: “Hoy es el día en que comienzo” Una manera en la que usted puede tomar el control sobre sus finanzas es programar cada día “Un tiempo del dinero”. En la mañana tome el hábito de iniciar sesión en sus registros de cuentas- Personal y de negocios- para revisarlos. Solamente estar en una relación constante con su dinero es la base para para estar bien financieramente.

Recuerde, la acción y la creencia trabajan de la mano.

Tome la siguiente semana para darse cuenta que tiempo de pensamiento debilitante se dice usted mismo o a otros. Practique reestructurar estos pensamientos y recanalice sus acciones. Entonces tome nota de cómo sus nuevos pensamientos y creencias han cambiado el modo en que usted se relaciona con el dinero.

Cualquier cambio que valga la pena toma tiempo y práctica, no sucede de un día para otro Se lo prometo, Este simple paso tiene el poder de ponerlo en el camino hacia un brillante futuro financiero.

Opinar