Este empresario apuesta por una sociedad sin efectivo

2

El emprendedor Jacob de Geer estaba a punto de conseguir un “trabajo real” cuando él descubrió un vacío en el mercado y lanzó uno de los más exitosos emprendimientos en la historia de su país.

También te puede interesar: Este joven de 26 años ganó 8 millones de dólares en YouTube en 2015

“Estábamos a punto de tener un segundo hijo. Yo estaba en un momento de mi vida en el que me sentía realmente a gusto. Sentía cierto sentido de estabilidad” dice el sueco de 40 años.

“Ya sabes, un buen salario fijo que podría llegar a mi cuenta mensualmente, posiblemente un carro pagado por la compañía y una pensión que habría sentado realmente muy bien; ese tipo de cosas que no tienes cuando diriges tu propio negocio”.

Esto fue en el 2010, y a medida que la crisis de la burbuja inmobiliaria de 2008 seguía golpeando a Suecia, el señor de Geer dijo que no sentía que era el momento correcto para lanzar un nuevo negocio.

Pero fue en enero de ese año que su esposa, una importadora de gafas de sol, regresó de una feria comercial y se quejó de que había perdido dinero en su negocio porque no podía aceptar tarjetas de débito de sus clientes.

El Señor de Geer dijo que esto se debía a que en el momento, la mayoría de comerciantes y empresas pequeñas no se podían permitir los costosos lectores móviles de tarjetas que proveían los bancos.

“Mi esposa dijo: ‘alguien debería haber brindado una solución para los negocios pequeños, de manera que tenga sentido para nosotros”, comentó el señor de Geer.

Pero los bancos no lo habían hecho, al menos no en Europa. Y el señor de Geer- quien previamente había establecido y vendido varias compañías de comunicación- estaba decidido a hacer algo al respecto.

Jacob comenzó a investigar el mercado, y descubrió que existían 20 millones de negocios pequeños en Europa en necesidad de una solución que fuese económica.

Cuatro meses después, el unió fuerzas con sus amigos Magnus Nilsson y fundó iZettle.

La compañía tecnológica opera convirtiendo los smartphones y tablets en lectores de tarjetas débito, enlazando los dispositivos a un lector de tarjetas que cuesta 39 euros y que se conecta por la toma de los auriculares.

Un cliente simplemente pone su tarjeta débito en el lector de iZettle , luego coloca su clave, y el pago es hecho.

El producto fue rápidamente un éxito en Suecia, y ahora es usado por miles de comerciantes en doce países, la mayoría dentro de Europa, pero también México y Brasil.

La empresa dice que está creciendo tan rápido que mil nuevos clientes se inscriben diariamente en el servicio y que ha asegurado ganancias del orden de 140 millones de euros.

El Tiempo Correcto

El señor de Geer atribuye parte del éxito de la firma en Suecia a la afición tecnológica que existe en ese país, puesto que la población ama las nuevas tendencias de dispositivos y se adapta rápidamente a ellas.

“Es una de las razones por las que Suecia es un campo de pruebas para muchas compañías internacionales que desean evaluar sus productos” dice de Geer.

“Ellos saben que sí funciona aquí, probablemente funcionará en otros lugares.

Gracias en gran parte a iZettle, Suecia está a la delantera en la carrera por convertirse en el primer país que no usa dinero en efectivo en el mundo. En el 2015 en 80% de todas las ventas al detal fueron hechas con tarjeta, en el Reino Unido esta cifra fue del 52% y en Estados Unidos fue el 45%.

este-empresario-apunta-una-sociedad-sin-efectivo-2

En adición a la venta de lectores de tarjeta, IZettle hace dinero cobrando a los usuarios una cuota mensual, la cual se obtiene de un porcentaje de los pagos hechos con el sistema. Esta cuota oscila entre el 2, 75 % y el 1%, dependiendo del dinero que el comerciante haga en cada venta.

iZettle dice que este servicio es mucho menos costoso que lo que los bancos cobran por el uso de sus servicios móviles de pago.

El profesor Niklas Arvidsson, del Instituto Real de Suecia para la tecnología, dice que hay un número de razones para el éxito de iZettle, incluyendo el hecho de que surgió en el tiempo correcto y en el lugar correcto.

“El tiempo fue el indicado, había una necesidad de parte de muchos comerciantes que querían una solución como la que iZettle brindaba, la cual les permitía tomar pagos en situaciones en donde ellos no habían sido capaces de utilizar lectores de tarjetas”.

Hablando acerca del señor de Geer, el profesor Arvidsson añade: “El parece como un emprendedor enfocado, y alguien que tiene la habilidad de tener una idea y transformarla en un hecho”.

Tomando cuidado

Hoy iZettle enfrenta una creciente competencia, pero el señor de Geer es optimista acerca de los desafíos que enfrenta la empresa, tanto así que desea expandir el negocio.

“Nosotros intentamos cosas, las evaluamos, las validamos con información, y 99 de cada 100 veces concluimos que el cambio que hemos hecho en un producto o servicio ha sido para peor” Él admite.

“Algo que tú piensas que podría ser muy fácil de hacer, o que saldría en el primer intento, se convierte en un camino de muchas aristas. La mayoría de las veces es divertido, pero hay días en los que realmente no tienes entusiasmo para trabajar”.

Sin embargo de Geer dice que él no puede imaginar una vida en la que no esté comprometido el 100% con su negocio.

“Si tu lanzas tu propia compañía, es como un niño que necesita que tomen cuidado de él” afirma de Geer.

“A menos que tu no tomes cuidado de tu empresa para que pueda crecer, nadie va a hacerlo por ti”.

Como hijo de un ex banquero, quien después empezó una firma de manejo financiero, y que antes había invertido sus ahorros en una granja, el señor de Geer acepta que su espíritu emprendedor puede deberse a la influencia de su padre.

Pero fue solo después de completar una Maestría en la Escuela de Economía de Estocolmo, que él empezó a convencerse de que su camino no era una carrera profesional tradicional.

El Señor de Geer añade que trabajar para una agencia de marketing digital comprada por Martin Loretzon, el cofundador de Spotify, le ofreció inspiración adicional para convertirse en su propio jefe.

Él dice: “La alegría de hacer algo por ti mismo, y crear algo, de ser capaz de tener el control sobre tu trabajo… Pienso que eso realmente me abrió los ojos. Fue algo impresionante para mí”.

Pero el jefe ejecutivo de iZettle dice que hoy día la mayor parte de su motivación proviene de sus tres hijos (“Ellos ven infinitas posibilidades, no problemas”) Y iZettle tiene una base de clientes de pequeños propietarios de negocios en crecimiento global.

“Hay mucha gente ahí afuera, hombres y mujeres, que trabaja duro para ganarse la vida” él añade.

“Ellos hacen su café y sus sándwiches y se los venden a la gente que pasa en la calle, entonces ellos vuelven a hacer lo mismo la siguiente mañana. Ellos son verdaderos héroes”

Este artículo fue publicado originalmente en BBC NEWS

2 comentarios

Opinar