4 pasos para encontrar ALIADOS dentro de tu EQUIPO de negocios

0

Las investigaciones ha recorrido un largo camino en la determinación de cómo y por qué elegimos confiar en ciertas personas más que en otros. Pero la conclusión es la siguiente: Los seres humanos naturalmente quieren creer en los demás. Después de todo, somos criaturas sociales. Sin la interacción social, no sobreviviríamos. Eso era cierto en la Edad de Piedra y es verdad ahora.

También te puede interesar: 6 pasos para abrir una tienda de artículos para FIESTAS

Entonces, ¿cómo vas a encontrar personas que te ayudarán a desarrollar y a crecer? Comienza con el desarrollo de tus instintos. Este proceso generalmente comienza como en un niño. Aprendemos las reglas de la interacción social en el patio de recreo: ¿Quién es el matón? ¿En quién se puede confiar? ¿Quién está mirando hacia fuera solamente y pensando en si mismo?

Pero a medida que envejecemos y maduramos, ese instinto no es tan claro. Tal vez la persona de la que debe desconfiar pasa a ser muy carismático, y no podemos ver a través de eso de inmediato. Tal vez la persona tímida que no habla mucho en las reuniones es en realidad alguien que está dispuesto a pelear por ti. El punto es, hay muchos tonos de gris cuando se trata de la relación con las personas.

La verdad es que solo vas a tener que equivocarte unas cuantas veces. Es cómo aprendemos. Sigue interactuando con gente nueva. Aprende de ellos. Desarrollar tus habilidades personales.

Aquí hay algunos consejos que he desarrollado a lo largo de los años que me han ayudado a hacer crecer mi círculo interior. Utilízalos en tu propia vida.

1. Construir un círculo de asesores cercanos

Estas personas te conocen a ti y a tu negocio. Han estado a tu lado a través de los buenos y malos tiempos. También necesitas personas que sepan de lo que estás hablando y no estén de acuerdo con todo lo que dices. No te puedes rodear de gente que apruebe todo lo que tu dices. El pensamiento de un grupo que está de acuerdo en todo no aporta crecimiento.

También te puede interesar: 7 verdades DURAS sobre el éxito de las que tal vez no eras consciente

Estas personas también podrían ser algunos que no esperarías. Por ejemplo, supongamos que acabas de ser un líder de alto nivel de una empresa recién adquirida. En lugar de reemplazar a todas las personas que van a gestionar su propio equipo, toma algún tiempo para llegar a conocerlos. Después de todo, han estado aquí más tiempo que tú. Ellos conocen la compañía. Podrían convertirse en relaciones muy valiosas para ti.

2. Escuchar

Muchos de los líderes más exitosos del mundo tienen habilidades excepcionales. Tienen un impulso, tenacidad y presencia que les ayuda a actuar de manera persuasiva y eficiente. La desventaja es que muchos de estos mismos líderes piensan que tienen todas las respuestas. Cuando un miembro del equipo se acerca con una idea o problema, ya están pensando en su respuesta antes de escuchar la pregunta.

Desarrolla tus habilidades para escuchar. Nunca se sabe de dónde podría venir una idea millonaria. Sólo porque el departamento de contabilidad no está en el departamento creativo no significa que no son creativos. Debes estar abierto a nuevas ideas de fuentes improbables.

3. Comprender las ramificaciones

Ser un líder viene con beneficios. Después de haber hecho el trabajo duro, ahora no tienes tanta rutina diaria como antes. También viene con la responsabilidad de 10, 200, 1.000 o más personas que dependen de ti para tomar decisiones que les beneficien a ellos mismos y a la empresa. Tienen familias, hipotecas y préstamos estudiantiles que dependen de su ingreso laboral.

Así que cuando se trata de un problema, escucha a tus asesores de confianza. Obtén opiniones de personas de confianza. Redúcelos a tres opciones e imagina las ramificaciones de cada una de esas decisiones posibles. Debes entender que no todo el mundo va a ser feliz. Así es la vida. Pero antes de empezar a encender fusibles, necesitas saber qué podría explotar.

4. Entender que no tomar una decisión, es una decisión

Al final del día, simplemente tienes que tomar más decisiones que el resto de tu equipo. Por eso eres el líder. Las respuestas obvias son decisiones fáciles. Cosas como reemplazar el equipo de oficina o reservar unas vacaciones muy necesarias no requieren mucha reflexión. Pero cuando estás tomando decisiones reales como reducir el personal, un negocio arriesgado, terminar una relación laboral negativa, eso requiere tiempo y una reflexión honesta.

También te puede interesar: 5 razones por las que podrías FRACASAR en tu emprendimiento

Es posible que no siempre tomes la decisión correcta o la mejor, pero hiciste una elección. Y eso a veces es más importante. Cuando estés equivocado, ten el coraje y la humildad de decir, “Yo estaba equivocado”. Se abierto y honesto con tu equipo y eso te servirá para crear confianza.

Encontrar personas que siempre estarán de tu lado nunca es fácil. Y no sucede de la noche a la mañana. Es por eso que necesitas estar constantemente interactuando con personas, con gente nueva. La tecnología hace más fácil disparar un texto rápido en lugar de llamar o encontrarse cara a cara. Debes hacer compromisos de programar reuniones en persona, reuniones de café y sesiones de tutoría.

Vía | Success

Opinar