5 pasos para establecer los objetivos de tu negocio en 2018

0

Perderse solía ser mucho más fácil. Un giro equivocado y podrías perder tu camino. Puedes detenerte para desplegar un mapa de papel descolorido. Quizás incluso te pida indicaciones a un extraño en una gasolinera. Ahora los teléfonos inteligentes y el GPS han cambiado la forma en que navegamos. Pero incluso la mejor tecnología no puede decirte a dónde quiere ir.

También te puede interesar: 10 hábitos de dinero favorables para emprendedores inteligentes

Aún necesitas saber dónde te encuentras y hacia dónde te diriges. Lo mismo es cierto para la planificación anual.

Me doy cuenta de que esto suena obvio: toda organización necesita saber hacia dónde se dirige. ¿Pero cuántos realmente saben? ¿Tenías un plan claro para 2017? Si no, probablemente te sientas un poco sin rumbo hoy, sin importar cómo haya ido el año. Tal vez incluso perdido.

El 2018 ya llegó, por lo que es hora de corregir el curso: establecer un plan claro con objetivos mensurables. Comienza visualizando tu destino y luego trabajando hacia atrás para identificar las métricas clave y los hitos que necesitas para llegar allí. Estos actuarán como señales, brindándote la confianza necesaria para saber que te estás moviendo en la dirección correcta.

Cuando estableces metas sólidas, te sentirás orgulloso de dónde termina, en lugar de sentirte sorprendido o decepcionado.

Cuando empieces a pensar en el próximo año, a continuación encontrarás algunas pautas para ayudarte a planificar con un propósito. Ten en cuenta que incluso si no estás configurando una estrategia corporativa o de producto para tu organización, estos pasos pueden ayudarte a organizar tus pensamientos y tu plan, sin importar tu función. Incluso puedes usarlos para establecer tu estrategia personal de crecimiento si eso es algo que has considerado intentar hacer.

También te puede interesar: 6 maneras de recuperar la MOTIVACIÓN por tu negocio

Aquí hay cinco pasos para establecer objetivos procesables:

1. Revisa tu misión

Regresa a lo que intentas lograr a largo plazo. No me refiero a los próximos dos trimestres, sino a los próximos años. Considera cómo tu organización puede tener un impacto duradero en tus clientes y empleados. ¿Cómo vas a cambiar el mundo?

2. Pide consejos

Habla con tu equipo y con otras personas de la compañía sobre cómo estás progresando el negocio y qué debe suceder a continuación. Estas conversaciones te ayudarán a descubrir nuevas oportunidades e identificar puntos ciegos ante cualquier riesgo potencial.

3. Sé específico

Si tus objetivos son vagos y complejos, te resultará difícil a ti y a tu equipo lograr un progreso real; es demasiado fácil discutir sobre prioridades cuando los objetivos pueden malinterpretarse. Por lo tanto, mantén los objetivos simples y específicos para garantizar que se entiendan bien.

4. Cuadro de tiempo

Las metas deben definir lo que quieres lograr en el próximo trimestre, seis meses o un año. Recuerda que las fechas importan. Los cuadros de tiempo sirven como puntos de control para asegurarte de que tu trabajo está progresando y para ajustar todo cuando los factores cambian.

5. Escribe “no”

Adelante y haz una lista de No hacer. Escribe todas las buenas ideas que no están alineadas con hacia dónde te diriges. Luego táchalos. Es importante que tú y el equipo tengan claro lo que no harán para poder concentrarse en su destino.

También te puede interesar: 5 formas de hacer que tu lista de TAREAS pendientes sea más EFICIENTE

Comparte el plan con el equipo para que tú y todos los demás rindan cuentas. Eso no significa que no puedas cambiar tu dirección sobre la marcha, pero te obligará a reconsiderar por qué tienes que cambiar tu camino.

Aquí viene el 2018 y muchos de nosotros estamos mirando en silencio hacia adelante. Queremos asegurarnos de tener las mejores posibilidades de éxito y estar orgullosos de nuestro trabajo en el próximo año. Si sigues los simples pasos anteriores, comenzarás tu planificación con la mentalidad correcta para llegar a donde quiere estar en los próximos meses.

Vía | Aha!

Opinar