Excombatientes de la guerra en Colombia unidos por el emprendimiento

0

Durante más de 50 años la guerrilla de las Farc se enfrentó al gobierno colombiano intentando derrocarlo y establecer un régimen socialista. La guerra que emprendió este grupo armado ilegal en los años sesenta ha dejado más de 230.000 muertos, más de 6 millones de desplazados e incontables pérdidas materiales. Durante los últimos años muchos de los combatientes de la guerrilla se desmovilizaron y emprendieron un camino de hacia la reinserción social, buscando dejar atrás un pasado de violencia y de exclusión. Poco a poco la sociedad ha empezado a aceptar a los excombatientes y a reconocer sus derechos como ciudadanos. Aun así muchos siguen sufriendo el estigma de haber sido combatientes de la insurgencia y les es difícil encontrar su lugar en la sociedad.

También te puede interesar: Esta start-up revoluciona las compras de barrio en Chile y Colombia

A pesar de todos los prejuicios, muchos desmovilizados de la guerrilla han tratado de encontrar su espacio y han empezado a realizar contribuciones importantes a la sociedad colombiana. Tal es el caso de Orlando Ordoñez, un desmovilizado de la guerrilla de las Farc y natural del departamento del Huila, quien luego de someterse a los planes de reintegración del Gobierno colombiano, se unió a un proyecto de emprendimiento gestionado por el militar retirado Néstor Orlando Garzón, un bogotano que creció en la zona de Ciudad Bolívar y que llegó a ocupar el cargo de suboficial.

Orlando y Néstor se conocieron luego de haber estado en bandos contrarios de la guerra. Y tiempo después no solo se convirtieron en socios, sino que establecieron lazos de amistad. Ambos se dieron cuenta del fenómeno de contaminación ambiental que estaba siendo propiciado por el deshecho de las llantas usadas, ya que es bastante difícil encontrar depósitos para su almacenamiento y por el hecho de que nadie quería recibirlas.

Siendo conscientes del daño ambiental que generan las llantas usadas que nadie recicla y que quedan abandonadas en cualquier sitio, Orlando y Néstor decidieron darles un uso artesanal a las mismas. Junto a un grupo de trabajo conformado por treces personas entre las que se encuentran víctimas del conflicto y madres cabeza de familia, estos emprendedores recogen las llantas usadas, las desinfectan y luego de procesarlas arman artículos de decoración y muebles con un terminado de pinturas e impermeabilizantes.

En este proceso de trabajo ya llevan 19 meses, logrando consolidar la empresa Remapaz, cuya visión es ser una empresa reconocida a nivel mundial por la labor medioambiental vinculando laboralmente a personas víctimas del conflicto armado en Colombia, contribuyendo de esta forma a la Paz, como se informa en su sitio web.

Hoy su empresa cuenta con numerosos clientes a lo largo del departamento del Meta, dentro de los que se encuentran principalmente propietarios de Fincas y Haciendas, quienes ven en los objetos de decoración creados por Remapaz atractivos diseños para la disposición de plantas ornamentales.

En entrevista a la revista de negocios Dinero los emprendedores señalaron: “Remapaz, pretende involucrar en el proyecto a aquellas personas que cumplan con el perfil y deseen tener una vida digna saliendo adelante mediante el trabajo en equipo (…) demostramos con hechos y mediante el ejemplo la verdadera reconciliación y paz”.

Al empezar su negocio en Acacias, Meta, tanto Néstor como Orlando no previeron que su empresa contaría con tanto éxito como el que ha tenido hasta ahora. Hoy RemaPaz ya se posiciona para expandirse a departamentos como Cundinamarca, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Santander y Tolima.

Dentro de los servicios que Remapaz ofrece se encuentran el diseño y fabricación de muebles de interior y exterior, decoración de jardinería y diseño de espacios de recreación.

Muebles exteriores creados con llantas recicladas.

La labor de estos emprendedores ya ha sido reconocida en los principales medios de comunicación de Colombia como se puede apreciar en el siguiente vídeo.

La labor de Orlando y Néstor, quienes combatieron en bandos opuestos de la guerra, es una muestra de cómo el emprendimiento puede transformar nuestra sociedad de manera positiva, generando empleo, limitando la contaminación ambiental ocasionada por los deshechos y contribuyendo a alimentar las cadenas productivas generando productos innovadores.

Sin duda la labor de estos emprendedores es un ejemplo para todas las personas que están en el camino del emprendimiento. ¿Qué ideas te dejan la labor que realizan estos emprendedores? ¿Cuál es tu opinión sobre los emprendimientos sociales? Puedes compartir tus ideas con nosotros en la sección de comentarios.

*Este artículo fue escrito por Iván Gutiérrez para ConEmprendimiento

Opinar