8 Maneras de hacer que la GENTE te tome EN SERIO

1

¿Has sentido alguna vez que nadie se toma en serio lo que dices en el trabajo? Si te ha pasado, no estás solo. Más del 50% de las personas afirman no sentirse respetadas en el trabajo, según una encuesta mundial hecha a más de 20000 empleados por Harvard Business Review.

También te puede interesar: 5 habilidades de un EMPRENDEDOR capaz de llevar un proyecto de la idea a la realidad

Quizás tus compañeros de trabajo ignoran tus aportes en las reuniones, quizás ellos te interrumpen o no te incluyen en las decisiones importantes. Es fácil culpar de ello a tu jefe o a un mal ambiente laboral. En algunos casos eso puede ser verdad. Pero si de verdad quieres ser tomado en serio en el trabajo, tú deberías empezar mirándote al espejo y hacer lo que puedas para mejorar tu influencia.

Hay ocho cosas que puedes empezar a hacer justo ahora para incrementar tu credibilidad, para hacer que la gente te tome más en serio, y asegurarte de que eres tratado con el respeto que te mereces.

1. No dejes que tus afirmaciones suenen como preguntas

Una de las cosas más comunes en las que la gente socava su credibilidad es finalizar sus sentencias con un tono de voz más alto del que se usó al principio, es llamado “tono alto” y nuestros cerebros están entrenados para interpretar este modo de hablar como una pregunta. De manera que en vez de estar sonando como si dieras información, terminas sonando como si estuvieras preguntando si lo que dices es correcto. Y la gente lo nota. En un estudio hecho a 700 directores, 85% considero el “tono alto” como un signo de debilidad emocional e inseguridad, y un 44% dijo que daban menos puntos en las entrevistas de trabajo a las personas que usaban el “tono alto”. Este es un hábito que debería ser evitado en orden de lograr mayor credibilidad de manera inmediata.

2. No des reportes, cuenta historias

La charlas más exitosas de TED Talks siguen una fórmula mágica, estas son 75% historias y 25 % información de respaldo a las historias. Las historias proveen un núcleo emocional que les recuerda a la gente lo que les has dicho, y te dan una plataforma para conectar tu conocimiento con el mundo real. Hay una gran diferencia entre memorizar fórmulas matemáticas por ejemplo y ser capaz de usarlas para calcular si un asteroide va a estrellarse en la tierra durante nuestro curso de vida. Las historias ayudan a la gente a tomarte más en serio debido a que estas demuestran que puedes aplicar lo que sabes y pueden conectarte con tu audiencia por medio de la inteligencia emocional.

También te puede interesar: 5 pasos para recuperarse de un FRACASO empresarial

3. Anima a los demás a hablar de sí mismos

La primera vez que empezaste a salir con alguien, seguramente tu madre te animo a que buscaras la forma de que la persona con la que salías hablara de sí mismo. Seguramente es algo cordial, y todos sabemos que a cada uno le encanta hablar de sí mismo. Pero resulta que hay evidencia científica para esto. Tu cerebro te recompensa por ser abierto, de hecho hablar de uno mismo es tan positivo que causa cambios neurológicos en el cerebro. De manera que si quieres que la gente preste atención a lo que dices, deja que sean ellos quienes hablen primero. Una vez estos neurotransmisores del placer estén fluyendo y la gente comience a conectar contigo, las personas estarán más dispuestas a tomarte de manera seria.

4. Haz tu tarea

Una de las mejores maneras de lograr que la gente te tome en serio es estar preparado y saber de lo que estás hablando. Los estadounidenses asisten a más de 11 millones de reuniones cada día, y las reuniones improductivas le cuestan a la economía estadounidense cerca de 37 billones de dólares cada año. ¿Por qué se dan todas estas reuniones improductivas? Porque la gente no está preparada, no seas uno de ellos. Ya sea que tengas una reunión de equipo o una charla con tu jefe, siempre toma el tiempo para prepararte. Conoce lo que quieres decir, se capaz de respaldar tus opiniones con información y llega preparado para responder preguntas sobre estas en al menos tres niveles.

5. Permanece informado

Si miras al manual del empleado de Valve, una compañía tecnológica, dice que buscan por personas formadas en tecnología: personas que tengan un amplio conocimiento y en diversas capas en su áreas de experticia. Haz lo que sea necesario para mantenerte al día con lo que sucede en el mundo. Es particularmente importante estar pendiente de las últimas tendencias de ciencia y tecnología, especialmente aquellas que se encuentren relacionadas con tu negocio. Tú no querrás parecer como un ciervo con los reflectores de luz encima cuando alguien te esté hablando de cómo el Internet de las cosas va a transformar la industria manufacturera.

6. Vístete para el éxito

Sea justo o no, juzgamos a las personas por su apariencia cada día. Y pasa demasiado rápido, en cerca de un décimo de segundo, según investigadores de la Universidad de Princeton, por lo que no nos damos cuenta que estamos juzgando por la apariencia. Hacemos inferencias acerca del carácter y la personalidad de alguien por su apariencia. Si tu apariencia es descuidada, por ejemplo, la gente tenderá a pensar de manera inconsciente que eres descuidado también. Lucir elegante y arreglado, por otro lado, crea la impresión de responsabilidad y competencia. Eso no significa que tengas que sacar tus ahorros y correr a la tienda de ropa ahora mismo por vestidos de diseñador, pero significa que tú debes mostrar suficiente respeto por ti mismo y por tus colegas y hacer un esfuerzo sustancial en ti mismo.

7. Usa una postura corporal que demuestre poder

Si asumes una postura suelta, ocupando mayor espacio, manteniendo tus hombros abiertos y tus brazos sueltos, las demás personas te verán como alguien más poderoso. Esta es una característica profundamente intrincada en el cerebro humano, así como esas personas que han sido ciegas de nacimiento alzan sus brazos hacia lo alto aunque no hayan visto nunca a nadie hacer esto. No obstante las posturas corporales de poder cambian de hecho nuestra química corporal. Investigadores en Harvard encontraron en un estudio que después de dos minutos en que los participantes asumieron posturas corporales de poder, sus niveles de testosterona aumentaron en un 20% y los de cortisol (la hormona del estrés) cayeron significativamente. Las posturas de poder son un gana-gana: Estas te hacen ver más poderoso y de hecho de hacer sentir más poderoso.

También te puede interesar: 10 preguntas que te ayudarán a CONECTARTE con socios y prospectos

8. Sé confiado pero no tan confiado

Nadie va a tener confianza en ti, hasta que tú tengas confianza en ti mismo. Pero tienes que balancear tu confianza con un poco de humildad. La gente con verdadera confianza no tiene miedo de admitir que ellos no lo saben todo y esto no los hace sentir amenazados del todo. De hecho, las personas con mayor confianza son más entusiastas a la hora de hacer preguntas y aprender. La mejor manera de mostrar confianza es ser capaz de reconocer lo que sabes y lo que no.

Resumiendo

Si sientes que no obtienes el respeto que te mereces, nadie más puede cambiar eso excepto tú. Algunas veces la gente no te toma en serio por pequeñas cosas que tú no sabes que estás haciendo. Pero eso es algo que puedes arreglar.

*Este artículo fue escrito por Travis Bradberry Autor del bestseller Inteligencia Emocional 2.o. Travis Bradberry es presidente de Talent Smart.

1 comentario

Opinar